El álbum que te gusta... y que ellos odian :: Músicos practicando el sutil arte de destruir mitos

jueves, 21 de junio de 2007

Hace una semana el periódico británico The Guardian, publicó un artículo bastante interesante sobre uno de los temas poco tocados en las publicaciones musicales inglesas de estos tiempos. La idea se centró en convocar a varios músicos y productores para preguntarles acerca de los discos que (suponen) a todo el mundo le gusta pero que ellos detestan. Así es, la mira estuvo puesta sobre aquello que algunos denominan "discos clásicos", esos intocables de los cuales solemos escuchar muy buenas reseñas y comentarios. El staff invitado para la elaboración de este artículo estuvo conformado por Wayne Coyne (Flaming Lips), el productor Mark Ronson, Luke Pritchard (The Kooks), Ian Williams (Battles), Jackie McKeown (1990s), Eddie Argos (Art Brut), Alex Kapranos (Franz Ferdinand), Green Gartside (Scritti Politti), el artista y gurú del garage rock británico Billy Childish, Siobhan Donaghy (ex Sugababe), Tjinder Singh (Cornershop), el escritor Ian Rankin, Peter Hook (ex New Order/Joy Division) y el gran Craig Finn (The Hold Steady). Bajo la premisa de seleccionar aquellos "grandes" discos que gustosamente no escucharían de nuevo, aquí les dejo un extracto:  

Nirvana :: "Nevermind" 
Seleccionado por Wayne Coyne (Flaming Lips) "Es mejor ser sobrevalorado que subestimado. Además, no es culpa de los músicos haber sobrevalorado tanto al "Nevermind" -eso se lo debemos al público o a los críticos-. Y es que uno no se encontrará escuchando el mismo álbum una y otra vez, porque hubieron -de hecho, aún hay- tantas bandas mediocres que suenan igual y que te lo harán recordar. Yo nunca escuché el "Nevermind" y pensé: qué gran álbum, qué grandes canciones. "Nevermind" tuvo una envenenada y perniciosa influencia. Legitimizaron el sufrimiento. La santidad de Kurt Cobain termina eclipsando todo el álbum: sus letras y su actitud fueron inseparables de la imagen de la banda. Tanto así que tu nunca llegarás a escuchar solamente al disco. Para mí, "Bleach" y el "In Utero" son superiores. Incluso el arte de la tapa parece mediocre: ése estúpido billete parece dibujado ahí encima. Si Alice in Chains hubiera hecho eso, diríamos que se trataba de una broma pero como lo hizo Nirvana todos pensamos 'oh pero que inteligente'. Si piensas que al escuchar el "Nevermind" encontrarás al disco más original, poderoso y bizarro -como alguien más joven podría pensar- ¡Dios, te llevarás una gran desilusión!. Pensarás: ¿Quién es esta banda que suena igual a Nickelback? ¿De qué se trata todo esto que están haciendo estos drogadictos?"  

The Strokes :: "Is This It"  
Seleccionado por Ian Williams (Battles) "Los Strokes fueron los chicos ricos del lujoso barrio neoyorkino, hijos de los mandamáses de las agencias de supermodelos que formaron una banda de rock y pensaron que merecían el respeto por ello. Súbitamente los viejos callejones del punk rock fueron adoptados por el sistema. Si había un punto en el que Gucci y la rebelión debían de encontrarse, era ahí mismo. Los Strokes fueron, básicamente, responsables por 5 o 6 años de un nuevo estilo de hair-metal, con el pretexto de ser algo de mejor gusto. Lo de ellos fue música festiva post 9/11 pues todo el mundo necesitaba bailar en esas semanas. Fueron vistos como el renacimiento del rock en Inglaterra pero eran muy conservadores, una idea de rock muy anticuada para el siglo 21. En cuanto a sus credenciales punk, no puedo afirmar que uno sea más auténtico que cualquier otro... pero los Strokes se convirtieron en el nuevo Duran Duran; la nueva decadencia para el nuevo milenio."  

The Doors :: "L.A. Woman"  
Seleccionado por Craig Finn (The Hold Steady) "En América (entiéndase USA) cuando creces, te someten tan rápido a los Doors como cuando empiezas a ir a fiestas y fumar hierba. La gente piensa en Jim Morrison como un brillante poeta del rock n' roll pero para mí es simplemente inescuchable. La música serpentea y Morrison era más que un inteligente poeta, un ebrio estúpido. Lo peor de todo es el último track del álbum, 'Riders on the Storm': "there's a killer on the road, his brain is squirming like a toad" ("hay un asesino en la pista, su cerebro se retuerce como un sapo"), ¡ésa debe ser la peor letra en la historia del rock n' roll!. Él le dio luz verde a un montón de impostores. Muchas personas le decían que era un verdadero genio, así que él empezó a creer lo mismo. Los Velvet (Underground) hicieron del nihilismo y oscuridad algo mucho mejor y fueron más incomprendidos, teniendo agudeza donde los Doors tenían poco o nada, quienes terminaron siendo la caricatura del "lado oscuro". A mí realmente me gusta Los Angeles pero los Doors representan la vertiente mas obesa, exagerada y excesiva de la ciudad. La muerte de Morrison le dio cierta celebridad al rock pero eso no basta para que yo quiera escuchar su música. De hecho... si sonara ahora mismo en la radio, cambiaría de estación." 

El resto del artículo en su idioma original titulado "Sgt. Pepper must die!" (con ese título ya se pueden dar idea del contenido) pueden revisarlo aquí. Y claro para continuar con la idea, nuestra legítima contribución desde este escondrijo virtual se la lleva:  

Sigur Rós :: "Takk..." Antes de escucharlo estaba entusiasmado por lo que conocía de sus anteriores producciones. A la primera escuchada sentí un tibio desencanto, a 2da, 3ra y 4ta oída, no terminaba de convencerme. Lo dejé un buen tiempo y luego concluí que no podía forzar lo que tenía bien claro: no me gustaba. A partir de ese entonces, consideré al "Takk..." como un retroceso de niveles mayúsculos donde la banda suprime toda vitalidad manifestada en el "Ágætis Byrjun" -disco infinitamente superior a éste- y se confirma una sola cosa: que aquí se apuesta a lo seguro. De ahí la abundancia de melodías muy afectadas que no sirven para despertar lo aletargado de su ritmo, meloso en extremo, escaso en coraje, pretencioso y cuadriculado en su concepción. No conozco fanático alguno del post-rock que me hable de este disco sin salivar de placer o desvivirse en calificativos favorables. Exceptuando "Gong", el crossover con la Geffen no fue ni la respuesta a su tibio "( )" -otro paso en falso de estos islandeses- pero igual les sirvió para ser uno de los soporíferos más aclamados del 2005. Pese a que muchos amigos míos afirman haber encontrado el sol a sus nublados días con el "Takk..." yo sólo encontré la cura a mi esporádico insomnio. Sé que algunos pueden "exaltarse" más de la cuenta al leer algunos comentarios, más aún si se es fanático de alguno de los discos mencionados pero a fin de cuentas ya saben, es una nota como para tomárselo con la respectiva gracia y diversión del caso. No hagan hígado innecesariamente, más bien aprovechen para contarnos su seleccionada.

Quizá también te interese leer…

11 comentarios

  1. wow! pensar que peter hook fue el abusivo que rajó del 'trout mask replica'.. ese disco lo tengo como album de cabecera, jaja y con lo tanto que me gusta new order.. sentimientos encontrados.
    pues con el 'takk' yo tampoco me engancho mucho, es mas con sigur ros no me engancho nada.. sera por eso?

    en cuanto a mi album clasico no favorito creo que me quedo con el 'ok computer', un tanto inflado si lo comparamos con el 'the bends', ése si es discazo.

    saludos pues, mostro tu blog

    ernesto

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario Ernesto, se ve que lo tomaste deportivamente, bien por eso! :)
    Con respecto al "Ok Computer" pues conozco un esquadrón radioheadniano que pedirá tu cabeza, jaja.. bueno, cuestión de gustos.

    Un gran saludo y regresa por acá cuando gustes.

    ResponderEliminar
  3. Pero Takk no es un clásico, que es la idea del artículo (que yo también ya postié, jeje). En ese caso, sería el () pero bueno...

    Y para seguir con las similitudes blogueras, Yo también estaba pensando en poner las portadas de los discos mencionados en mis posteos con esos zooms. Solo necesito más tiempo para poder dedicarme con paciencia al blog. Osea, renunciar a mi chamba, cosa difícil.

    ResponderEliminar
  4. Si creo que le subí un tanto el level al "Takk" pero bueno, si en el artículo mencionan al "Neon Bible" entonces.... why not? Aunque en el fondo creo que terapéuticamente necesitaba hablar sobre el "Takk.." jajaja..

    Por cierto Manza, tienes razón cuando mencionas que el tiempo nos queda corto a veces, carambas yo quisiera postear más de una o dos veces por semana... aunque bueno se hace lo que se puede ¿no?... mas bien si por ahí algún día necesitas una mano con algunos gráficos para tu blog, con todo gusto avísame.

    Como siempre, un saludazo.

    ResponderEliminar
  5. A todo esto, el Takk es paja. Pensé que ya lo había mencionado, jiji.

    ResponderEliminar
  6. Takk tambien pienso que se pasa de dulzon en la mayoria de canciones, tanto que tengo que darle stop, salvo en Hopippolla (werever) que si esta bonita y redonda...

    ResponderEliminar
  7. Hey muchas gracias por el comentario Adriano. Tienes un excelente blog, sin duda te agregaré a mi blogroll.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. con el takk me acostaba a dormir...

    a veces no dormia y tenia alucinaciones y cosas asi...

    ResponderEliminar
  9. Hey V gracias por el comentario, regresa por aquí más seguido.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  10. jajajajaja, críticos patéticos

    ResponderEliminar
  11. una disculpa, es bueno que escriban :p

    ResponderEliminar

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Sigue cada uno de nuestros nuevos posts desde tu e-mail.

Entradas Populares

Archivos del Blog

En Facebook...