A 35 años del exilio :: El clásico de los Rolling Stones está de aniversario

jueves, 10 de mayo de 2007

"Exile On Main St." no sólo representó el disco más accidentado y dificultoso de grabar para los Rolling Stones, sino que con el paso del tiempo se convirtió en su más sólido ejercicio de rock n' roll. Tan visceral en su sonido como anecdótico en su realización, el álbum sirvió de eslabón que conectaba el antes y el después del sonido de los Stones, sacando a relucir con cada track el verdadero espíritu del genio tras la banda británica. Y es si hay algún nombre que se deba mencionar a la hora de hablar del "Exile.." pues inmediatamente debemos referirnos al malogrado Keith Richards. En el invierno de 1971, los Stones se mudaron a Francia cansados de los impuestos excesivos y el acoso policial que sufrían en Inglaterra, encontrando en el sótano de Nellcôte, el refugio perfecto para terminar de grabar su nuevo álbum que habían empezado a producir en Londres y que luego culminarían en Los Angeles. Sin embargo no contaron con el hecho de que Nellcôte, la villa francesa del siglo XIX que Richards había comprado para vivir con su familia, terminó convirtiéndose en un antro repleto de dealers, groupies heroinómanas y demás seres decadentes que, sumándole las pésimas condiciones climáticas de aquel momento, hicieron de las sesiones de grabación un señor suplicio para muchos miembros de la banda. Tanto así que Bill Wyman terminó por hacerse a un lado de varias grabaciones, mientras que Mick Jagger le era indiferente a la difícil situación que atravesaban en ese momento dándole más importancia a su reciente matrimonio, hecho que disgustó a Richards pues él quería que Jagger se enfoque sólo y únicamente en la realización de la nueva placa. 
 Pese a todas las molestias de sus camaradas, Richards se encontraba como pez en el agua. Atosigado de Jack Daniel's y drogas de todo tipo, se las ingenió para sacar adelante toda la producción. Los siguientes meses fueron toda una espiral de tortuosos ensayos y peleas entre dos bandos bien definidos: los junkies (encabezados, claro, por Richards) vs. los "abstemios" -nótese el entrecomillado- donde se encontraban Jagger, Charlie Watts y Wyman. Musicalmente mucha de la influencia que emanaban las composiciones del "Exile.." fueron obra y gracia de Richards, quien encontró en las conversaciones con Gram Parsons (su entonces gran colega de pinchazos, reconocido por tocar en The Byrds y The Flying Burrito Brothers) un norte más cercano al rock más primitivo e intenso que evitaba todo acercamiento a lo prístino. Sería recién el 10 de Mayo de 1972 cuando se edita en formato doble el "Exile On Main St." recibiendo una tibia acogida por parte de la prensa musical británica y americana. Ironía eso sí, que años después el álbum haya catapultado al quintento inglés a la cima del olimpo del rock, cuando gran parte de la banda "estable" de las sesiones de Nellcôte estaba integrada por Keith Richards, Bobby Keys, Mick Taylor, Charlie Watts, Jimmy Miller (su productor que fungió de baterista en varios tracks) y Mick Jagger. Pese a que por voto mayoritario -nunca unánime- el álbum es considerado como el mejor de toda su obra, su vigencia cobra ahora mayor sentido al no perder ni un sólo instante la misma energía que la convierte en sobreviviente de un tiempo donde el rock era una rebelión que se llevaba por dentro y se escupía para afuera. Celebremos eso. Aquí les dejo mi casi-Top-3 del "Exile on Main St."... y digo "casi" porque de seguro ante la abundancia de tantos buenos tracks en el álbum, fácilmente de aquí a unas semanas, diferirá de orden y/o de tracks. No me culpen, Uds. harían lo mismo.

  • #1 Rocks Off >> Sin duda, mi canción preferida y también la que abre el álbum. Siempre me resulta inevitable dejar de pensar que la frase "Feel so hypnotized, can't describe the scene. It's all mesmerized all that inside me" repleta de alucinadas y psicodélicas distorsiones es una despedida perfecta al sonido del flower power, y lo más impresionante es que se encuentra en medio de una canción milimétricamente construída sobre las bases del rock más tradicional. Inigualable ese piano de Nicky Hopkins cuando se fusiona con los vientos de Jim Price y Bobby Keys.
  • #2 Tumbling Dice >> Originalmente concebida en las sesiones del "Sticky Fingers" bajo el título de "Good Time Women", esta cautivante pieza presenta a Jagger al mando de la guitarra rítmica y un iluminado Mick Taylor en el bajo ante la ausencia de un disgustado Wyman. Según contaba el ingeniero de sonido, Andy Johns, se usaron cerca de 150 tomas de la canción (!) antes de quedarse con la final. Mick Jagger sigue pensando que usaron la toma equivocada.
  • #3 Happy >> El lado más alegórico y crudo de los Stones con el productor Jimmy Miller en la batería y un feroz Keith Richards en las vocales y también el bajo. Posteriormente fue agregado el slide de Taylor, los vientos y el piano. Y para justificar la repartición en los créditos con Richards (que prácticamente hizo la canción) Jagger incorpora su voz en un segundo plano por diversos tramos de la canción.

Quizá también te interese leer…

4 comentarios

  1. Pese a que "Tumbling Dice" me parece mucho mas interesante que "Rocks Of" creo que ese disco es uno de los mejores de los 70. No sabia que Jagger trabajo en menor medida que Keith, buena review.

    Saludos desde Chile

    ResponderEliminar
  2. Rocks Off es una canción tan poco valorada, en realidad es uno de los mejores tracks de apertura en los discos de los setentas. Soy mexicano y por aqui la repercusion del aniversario del Exile on Main Street no tuvo mucho impacto en la prensa, salvo pocos medios especializados, que bueno toparse con un blog como el tuyo. Hasta pronto.

    José Alfredo

    ResponderEliminar
  3. Es el único disco que tengo de los rolling stones y ME GUSTÓ MUCHO, ya q solo le di unas cuantas escuchas, pero voi a oirlo en estos días, de seguro será de mis favoritos.

    Felicidades por la reseña dellos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por las palabras David, pues ese disco sin duda es mi favorito de los Stones... aunque bueno por estos días he vuelto a escuchar el "Black and Blue" y también está tremendo.

    Saludos.

    ResponderEliminar

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Sigue cada uno de nuestros nuevos posts desde tu e-mail.

Entradas Populares

Archivos del Blog

En Facebook...